##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Pekka SOINI

Resumen

Se reportan los resultados de un estudio a largo plazo de la ecología reproductiva de la taricaya (Podocnemis unifilis) realizado en el río Pacaya, Reserva Nacional Pacaya-Samiria. Perú. El período anual de desove se extiende desde fines de junio hasta octubre, pero más del 90% de los desoves acontecen
entre fines de julio y comienzo de setiembre. Algunas hembras  desovan dos (o aún más) veces dentro de esta temporada, con intervalos observados de 9 y 10 días. La taricaya desova principalmente en las márgenes del río, pero algunas desovan en las orillas de tipishcas, cochas y caños. Prefiere las playas y bancos de arena, pero también desovan en orillas gredosas de erosión y en orillas bajas limosas. El desove fue a menudo una actividad gregaria y se observaron congregaciones de hasta 46 hembras en una playa de desove. Desova principalmente de noche, pero un 20% de los desoves acontecen de día. Para desovar, la hembra excava un hoyo de unos 20 cm de  profundidad, pone en él y lo tapa; esto toma normalmente 34-63 mins. En el área principal de estudio hubo 192  desoves/Km. río/año. El ancho y el volumen de los huevos llevan una correlación positiva con el tamaño de la desovadora. El  tamaño promedio de los huevos y el peso total de las nidadas disminuyen paulatinamente con el avanzar de la temporada de desove. El número de huevos por nido varía de 6 a 52 (x = 34.5) y lleva una correlación positiva con el tamaño de la  desovadora durante la mitad inicial de la temporada, pero no durante la mitad final. Los huevos infértiles comprenden el 4.9% del contenido de los nidos; en la parte final de la temporada ascienden al 71 %. La mortalidad de embriones y crías  eclosionadas dentro de los nidos naturales comprenden el 2.6% y 0.6%, respectivamente. La correspondiente tasa potencial de producción de crías es el 92%. Normalmente, la eclosión de los huevos acontece a los 55-70 días, pero el período total de anidación dura 72-97 (x = 87) días. La salida colectiva de las crías del nido ocurre normalmente de noche, durante o después de una lluvia fuerte. Más del 90% de las pérdidas de nidos se  debe a la recolección clandestina de los huevos. La prematura inundación de los nidos por el crecimiento estacional del río y la predación por el lacertilio Tupinanbis teguixin y 4 especies de aves son otras causas importantes de pérdida de nidos. Sin la depredación por el hombre, la tasa anual de supervivencia de  nidos naturales fluctuaba entre 10% y 73 %.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##