##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Jorge GASCHÉ

Resumen

En el transcurso de nuestra experiencia de casi 40 años de trabajo con comunidades rurales amazónicas (en Perú y Colombia), hemos observado que los estudios antropológicos de corte académico hantenido y siguen teniendo muy poca aceptación - y menos uso - de parte de los responsables políticos y económicos del desarrollo. Por eso, contemplamos la necesidad de concebir una "antropología operativa", cuyo lenguaje interpretativo utilice los términos corrientes de la "tecnocracia desarrollista", pero sometiendo sus contenidos - generalmente implícitos en la ideología dominante de desarrollo - a una crítica, que contrapone a ellos los hechos y vivencias observados en las actividades cotidianas de las comunidades y la lógica de vida "propia" del sujeto "bosquesino" (sus motivaciones, acciones, fmalidades y priorizaciones), - lógica que resulta de nuestra interpretación de las observaciones.
Justificamos el uso del término "sociedad bosquesina" para englobar en un lenguaje genérico de interpretación de la vida social en comunidades rurales amazónicas, a la vez, las comunidades llamadas "mestizas", "ribereñas", "caboclas" y las"indígenas", "nativas". Eso no excluye que a nivel de la observación de comunidades específicas, o de grupos decomunidades, identifiquemos lo que podemos llamar"tradiciones étnicas", para integrarlas en nuestra interpretación. Ilustramos nuestro propósito crítico con un cuestionamiento del sentido que los desarrollistas y la doctrina económica liberal dan a la noción de "necesidades", ampliando esta noción a las "necesidades ontológicas", de las que la sociedad bosquesina satisface algunas mejor que la sociedadurbana, "desarrollada", "moderna". Escasez de dinero no es pobreza, miseria e infelicidad


##plugins.themes.bootstrap3.article.details##