##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Oscar PAREDES Manuel SOUDRE-ZAMBRANO Jaime CHAVEZ Wilson GUERRA

Resumen

Se evaluó el prendimiento del injerto de bolaina blanca (Guazuma crinita Mart.) por influencia de la técnica de injertación, el sistema de protección y el nivel de sombreamiento al interior de la cámara injertadora del vivero del Instituto de Investigaciones de la Amazonía peruana (IIAP), en la región Ucayali. Se empleó el diseño de bloques completos al azar, con arreglo bifactorial (2a x 3b) y seis tratamientos que derivaron de la combinación de dos técnicas de injertación (púa central y empalme) y tres sistemas de protección del injerto (bolsa de polietileno, cinta parafilm y sin protección); los bloques implicaron exponer a las plantas injertadas a tres niveles de sombra (60, 80 y 95%). Al término de 100 días, se determinó que no hubo diferencias (p<0.05) significativas entre la técnica de injertación de púa central y empalme, es decir, ambas técnicas mostraron ser igual de exitosas, en combinación con los sistemas de protección (bolsa de polietileno y cinta parafilm) y con sombreamiento de hasta 80%, produciendo un porcentaje de prendimiento promedio de 78% en injertos de bolaina blanca; en contraste, la combinación de las mismas técnicas de injertación, sin ningún sistema de protección (testigo) no presentaron prendimiento alguno (0%). Se concluye que es posible injertar bolaina blanca empleando cualquiera de las dos técnicas de injerto (púa central o empalme), un sistema de protección (bolsa de polietileno o cinta parafilm) y 60% de sombreamiento durante 30 días. La presencia de segmentos vegetativos más jóvenes en la vareta y en el patrón también influye positivamente en el éxito del injerto.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##